Aprendiendo de historias maestras

CLASE2

Una historia sobre el aprendizaje y las cosas que pasan en un salón de clase.

Por Álvaro Medina Mejía.

La vieja escuela de maestros tiene que cambiar, es lo que dicen algunos líderes y pensadores de la educación reconocidos en el mundo. Y saben algo, aunque tienen la razón y los aportes de ellos han sido valiosos, es una teoría mal interpretada. El modelo pedagógico empleado en la mayoría de las universidades y colegios se ha valido de una promesa de venta basada en el uso del modelo constructivista y la formación experiencial para los jóvenes de hoy.   Esto ha permitido además que las instituciones educativas hayan convertido a la educación en algo permisivo para los estudiantes, en un recurso táctico publicitario que viene afectando la calidad de la educación.

¿Dónde quedó la exigencia y el estímulo para el estudiante competitivo que aprende de las experiencias de sus maestros? ¿Dónde quedaron los ideales de los pensadores de la educación si esta es un negocio en la actualidad?

Bueno, dejaré las anteriores preguntas para compartirles una historia que habla de esos maestros. Porque me gustaría pedirte que me dijeras ¿quién es ese maestro que marcó tu formación o te cambió la vida?

Empezaré por decirles que esta historia no me pertenece, todo el crédito es para los estudiantes de Derecho de la Universidad Nacional de Colombia de Bogotá, y que si bien, no profundiza en la estructura del sistema educativo del país, es una muestra del talento de  algunos maestros de vieja data, y porque no, de la creatividad de los estudiantes que llevaron a que ocurriera esta situación.

A finales de los 90, los estudiantes de la carrera de Derecho, decidieron hacerle una broma a uno de los docentes más admirados por ellos, y con el cual tenían y continuarían una buena relación. Por ello, resolvieron no entrar a clase, la pereza y ese toque de irresponsabilidad que sucede en ciertos momentos de la época universitaria, les llevó a meter un burro que había en los campos de la facultad de veterinaria al aula de clase.

Ubicados en un punto estratégico los estudiantes observaron la escena. El maestro entró al salón y no volvió a salir. Pasaron las tres horas de clase, y como si nada hubiese pasado, salió de allí con una leve sonrisa y su portafolio bajo el brazo.

Los estudiantes extrañados, esperaron algún tipo de llamado de atención por parte de los directivos; sin embargo, en la hora siguiente no se vio ningún movimiento, excepto los mismos estudiantes que se acercaron al salón para sacar al burro que se encontraba aún allí, junto a un letrero sobre el pizarrón que decía:

“Pregúntenle a su compañero por el tema visto en clase. La próxima semana habrá examen sobre ello”.

Anuncios

¿COMUNICAR SIN DECIR UNA PALABRA?

lenguajeverbalvsnoverbala (1)
POR ÁLVARO MEDINA MEJÍA

Lenguaje verbal vs. lenguaje no verbal. ¿Qué porcentaje le darías a cada uno de ellos? Las respuesta de los asistentes a los entrenamientos indicaron cifras casi iguales para los dos tipos de lenguajes, alejándose del porcentaje real planteado por el sicólogo Albert Mehrabian, de 10% para el lenguaje verbal y 90% para el lenguaje no verbal.

Mehrabian especialista en comunicación fue pionero en el análisis del lenguaje no verbal, pues realizó un importante trabajo investigativo con varias personas en 1967, que si bien ha sido debatido por otros especialistas como Morton Wiener, Krauss, Apple, Morency, Wenzel y Winton (1981) desde diferentes aspectos del lenguaje contemplados en la investigación y otros como la emocionalidad, sigue vigente y muy fuerte con su teoría, incluyendo en esta, miradas, postura corporal, gesticulación y entonación, entre otros. La expresión de sorpresa fue general en cada uno de los miembros de las diferentes empresas y asesores de venta de las tiendas de la ciudad.

Se dice que comunica más una persona en silencio que cuando está hablando. Por eso, puedo decir que callar otorga, y que las miradas y gestos hacen de un mensaje con poco sentido el más importante que hayas podido escuchar.

Conocí en la época de colegio a un par de compañeros que sus notas solo reflejaban los resultados exitosos cuando hacían presentaciones en público. Sus exposiciones y las participaciones en las actividades como centros literarios y demás, lograron tal atención que tuvieron un cierre marcado por aplausos.

Orozco era el prototipo del cuentero, futuro orador para grupos medianos en recintos cerrados, su éxito y grado de aceptación era general. Ahora bien, solo una observación, un detalle para mejorar, su código de vestuario de camisa por fuera y zapatos sin amarrar que para los compañeros de colegio estaba bien, no sería lo ideal para el escenario actual.

Hoy en día, Orozco es un político como su papá, asertivo como orador y conciliador ante los casos de objeción, aprendió desde la práctica lo que a las personas les sería útil fortalecer desde el ser y el hacer, para identificar las herramientas necesarias que les permitan tener una comunicación efectiva y las habilidades indicadas para llevar un proceso de negociación.

¿EN QUÉ CONSISTE LA NUEVA ALFABETIZACIÓN?

POR ÁLVARO MEDINA MEJÍA
Publicación del 30 de junio de 2017 para la empresa  ENFOQUE AZUL. Editor.(http://enfoqueazul.com/la-educacion-en-un-mundo-analfabeta/)

 

La construcción de ambientes artificiales y la generación de una realidad aumentada son para el especialista en comunicación y educación José Manuel Pérez Tornero, los resultados del trabajo de la inteligencia colectiva, responsable a su vez, de la construcción de contenidos en la web. Por ello, son las organizaciones públicas y privadas especializadas en educación y en el uso de las TIC, las instituciones educativas, los docentes y los padres, los llamados a trabajar por una nueva alfabetización.

“Las personas en el siglo XXI deberían actuar como sujetos autónomos, críticos y cultos en el ciberespacio, y esto no lo están haciendo”. Bauman Zygmunt.

Las nuevas alfabetizaciones ante los cambios culturales de la web 2.0 retoman la teoría del sociólogo polaco Bauman Zygmunt, quien habla de la “modernidad líquida” para referirse a la forma y el efecto que tiene la Internet, cuyo contenido se muestra como un líquido que se adapta a la forma que ésta le presente, descuidando su efecto y haciéndolo inestable. El cibereceptor es entonces, el llamado a ser alfabetizado y formado en ética y responsabilidad social para construir un nuevo mundo digital estructurado desde la inteligencia colectiva.

Ver artículo recomendado: ¿Y qué sucede con los estudiantes del siglo XXI?

La tecnología y sus inventos van más rápido que los procesos de alfabetización que requieren los mismos. Primero vemos las posibles estrategias y beneficios comerciales, y luego nos ocupamos de la responsabilidad social para el uso de los nuevos medios. Ejemplos de ello son los objetivos que persiguen la llamada internet 3.0, el efecto de la televisión digital y la responsabilidad en el uso de las redes sociales, entre otros.

El catedrático español en educación para televisión y multimedia, doctor en comunicación José Manuel Pérez Tornero, en su texto “Habilidades Informativas: Convergencia entre ciencias de la información y comunicación” valida lo expuesto por el sociólogo Zygmunt y habla de la nueva alfabetización que se fundamenta en tres puntos que vinculan la pedagogía, la educación, los medios y la comunicación:

1. Convergencia digital: El reto más importante es la resignificación de los lenguajes empleados para la generación de contenidos, y el fortalecimiento del conocimiento individual y colectivo de los seres humanos frente a la aplicación de la ética y lo moral en el uso de la web.

2. Familias, reguladores, ONG´S y medios: Reconocer que la educación en medios no solo hace un llamado a los maestros y profesores; sino que involucra a las familias, a los medios de comunicación, a las organizaciones públicas y privadas, y a las instituciones educativas de cada región.

3. Nuevas estrategias y recursos: Se requieren nuevas estrategias y acciones, respaldadas en los recursos que vayan más allá de los antiguos modelos teóricos, tenidos en cuenta hasta el momento para el desarrollo de la cultura de masas, para acompañar y fortalecer el nuevo contexto de interactividad, hipermedialidad, hipertextualidad y de comunicación digital, que parta del concepto Contenidos Personalizados para posibilitar la construcción de un conocimiento colectivo integral.

Un cuento de persuasión para conquistar

opciones

Por ÁLVARO MEDINA MEJÍA
Publicación del 29 de septiembre del 2017 para la empresa ENFOQUE AZUL.  Editor (http://enfoqueazul.com/3779-2/)

 

Creyó que sería suficiente estar atento mientras miraba a través de la ventana. Los corredores repletos de gente circulando a primera hora de la mañana le impidieron a Paul pensar con cabeza fría lo que debía hacer para “matar”, de la emoción.

Miró a su lado y descubrió que debía sacarlo del juego lo antes posible, y para ello requeriría de un plan. Pensó y pensó, y no se le ocurrió nada. Mientras tanto él, el de cabello rubio y apariencia perfecta se frotaba las manos y amenazaba con atacar primero. La hora de salida por el café se acercaba, podría perder la oportunidad perfecta para conquistar. Si su ataque era efectivo la victoria sería segura.

Ella miró a través del ventanal, y de momento, supo de las intenciones de ellos dos al verlos como se miraban sin parpadear.

El reloj sonaba segundo a segundo, y como si fuese en el lejano oeste se ubicaron frente a frente, y uno de ellos procedió a atacar. Paul le sonrió y lo miró directamente a la nariz. Comenzó a hablarle de temas sin importancia, de esos que se le ocurren a uno dentro de un ascensor. Y siguió a la segunda parte del plan. Miró fijamente las fosas nasales de su contrincante y haciendo movimientos que indicaban picazón en la punta de su nariz mandó su mano a la boca y giró la cabeza indicando que el de cabello rubio y apariencia perfecta tenía algo. Metió sus manos a los bolsillos y se preparó para persuadir, para ganar.

Su reacción fue rápida. El de cabello rubio y apariencia perfecta se levantó de la silla y mandó su mano al bolsillo de atrás. Sacó de allí lo que pensaba, un pañuelo con el cual tapó su nariz y ocultó su incomodidad. La miró a ella antes de que volteara a verlos y con una palmada sobre su pierna y un ¡Ahhhh! se alejó de allí.

Justo en ese momento salió ella de su oficina para tomar el café, mientras Paul se levantó de su escritorio para abordarla con una sonrisa en sus labios y una rosa que puso entre sus manos.  Ella llevó la rosa a su pecho, lo miró atentamente y cayó muerta, de la emoción.

Leer 3 ejercicios para fortalecer tu comunicación.

Serie: Cuentos de persuasión. Módulo de Comunicación Efectiva. Lenguaje verbal y no verbal.

“Especia”

ESPECIA EMAIL

Última obras para el inicio de semana

Nada mejor que el sincretismo picante y mágico de la imaginación. “Especia” Óleo, acrílico, pluma y tinta sobre lienzo. 

Y es que la imaginación no tiene límites, como el subconsciente tantos recovecos al igual que conculvaciones en el cerebro; por ello, y por la mezcla de lo aparentemente opuesto, es que los significantes se unen para brindar la magia que luego serán percibidos e interpretados por el cerebro límbico, en su mayoría de varios observadores que sentirán rechazo o aceptación, verán fealdad o belleza, o encontrarán locura o cordura. Sólo espero producir emociones, y que sean 100% positivas.

Amedina Mejía. Obra personal.

El vendedor de sueños

annuity-leads-02

El papel del asesor de ventas le ha permitido ganar más nombres, como el de Vendedor de sueños.

Una vez la historia había empezado, el narrador se negó a creer que existiese un papel diferente para él. Cada persona que pasaba por allí hacía del momento el más agradable, una experiencia que involucraba cada vez más amigos, y eso, era lo que ellos deseaban encontrar.

Cada uno de los visitantes  tomaban aquella historia como propia, iban solo al centro comercial para verle, hablarle y traer algo de allí; sin embargo, lo que en el fondo la mayoría de transeúntes, seguidores en redes sociales, antiguos y nuevos visitantes querían, era sentirse importantes y creerse más dueños que los mismos propietarios. Ellos eran cada vocal y consonante en su nombre, cada color y cada aroma, cada palabra y cada gesto, mientras recibían la información que deseaban encontrar allí, persuadidos por los beneficios y atributos que de seguro se traducirían en la credibilidad, que en el medio era tan compleja de conseguir.

Los mensaje en redes sociales, en las vallas, en los afiches y en los comerciales de televisión, en donde  se encontraba la promesa de venta, era lo que buscaban en cada tienda que debía ofrecerle siempre lo mejor, el servicio y el lenguaje empleado en la atención que representaba más del 80% de influencia sobre la compra de un sueño que buscaban en el punto de venta, a vendedores de sueños, como les llamaban por ahí, intermediarios para la entrega de productos y promesas de ventas con deseos realizables.

Una vez reconoció en el día día lo que le dijeron en el fin de semana anterior, tomó la decisión de creerse un contador de historias y vendedor de sueño realizables, no sin antes leer con detalle y hablar de la responsabilidad de su trabajo, la transparencia y la ética de su servicio, leal a los llamados clientes y a él mismo, a la imagen de la marca, con valores expuestos en la historia de la misma, algunos anexos a él a modo de principios y otros ya adquiridos en lo que algunos llaman “familia de bien”.

Entonces, se miró al espejo y abrió la puerta del local, su lenguaje corporal y las palabras que salieron de su boca se encontraron alineados con un montón de emociones positivas que buscaban seducir. Era entonces el vendedor de sueños y contador de historias quién empezó con un buenos días, y le pintó ante sus ojos el imaginario que él cliente quería encontrar.

Álvaro Medina Mejía

Disertaciones surreales para ganar

Salvador Dali egg

Esta es una obra de Salvador Dalí que lleva por nombre “El huevo” Ahora la comprendo, el nacimiento y el nuevo amanecer…

Había visto caer uno a uno, rendirse y dar un par de palmadas sobre el tatami, con el fin de parar la lucha que habían empezado en diferentes momentos y en el mismo lugar.

Esta vez sería diferente, la buena actitud, la fe y la ciencia serían entonces la mejor arma para ganar. Le parecía increíble cada una de las excusas y posiciones ridículas frente a los retos de los otros. Negativos de nacimiento y por convicción.

Veía entonces en cada uno de los llamados retos impuestos por el diario vivir, una insignificante cuestión que mataría al hombre y castraría la mente desde niños, para centrar su posición y estilo de vida en los excesos dados por el dinero, la ausencia del alma y la pérdida de la ocasión. La falta de fe que dicen por ahí.

Fue en esa ocasión un débil para los ojos de Dios, la pobreza del hombre expresada en palabras sin sentido y gustos por lo gastado del momento a momento, ocultos tras el movimiento de las manecillas del reloj. Lo aburrido del juego cuando ya no quieres más y el reconocimiento de lo inerte de los pensamientos y acciones de quienes no creen y hablan del jamás.

Supo con orgullo que era el indicado para la nueva semana que habría de llegar, y que pese, a ser visto y pensado en otro día que no fuera domingo como último día de la semana regular, las oportunidades y las ganas de vivir, seguirían yendo de la mano de él de arriba y la luz que te muestra cada nuevo sol, y que deja atrás la marcada sombra que observan muchos que solo miran para atrás.

Álvaro Medina Mejía.