Aprendiendo de historias maestras

CLASE2

Una historia sobre el aprendizaje y las cosas que pasan en un salón de clase.

Por Álvaro Medina Mejía.

La vieja escuela de maestros tiene que cambiar, es lo que dicen algunos líderes y pensadores de la educación reconocidos en el mundo. Y saben algo, aunque tienen la razón y los aportes de ellos han sido valiosos, es una teoría mal interpretada. El modelo pedagógico empleado en la mayoría de las universidades y colegios se ha valido de una promesa de venta basada en el uso del modelo constructivista y la formación experiencial para los jóvenes de hoy.   Esto ha permitido además que las instituciones educativas hayan convertido a la educación en algo permisivo para los estudiantes, en un recurso táctico publicitario que viene afectando la calidad de la educación.

¿Dónde quedó la exigencia y el estímulo para el estudiante competitivo que aprende de las experiencias de sus maestros? ¿Dónde quedaron los ideales de los pensadores de la educación si esta es un negocio en la actualidad?

Bueno, dejaré las anteriores preguntas para compartirles una historia que habla de esos maestros. Porque me gustaría pedirte que me dijeras ¿quién es ese maestro que marcó tu formación o te cambió la vida?

Empezaré por decirles que esta historia no me pertenece, todo el crédito es para los estudiantes de Derecho de la Universidad Nacional de Colombia de Bogotá, y que si bien, no profundiza en la estructura del sistema educativo del país, es una muestra del talento de  algunos maestros de vieja data, y porque no, de la creatividad de los estudiantes que llevaron a que ocurriera esta situación.

A finales de los 90, los estudiantes de la carrera de Derecho, decidieron hacerle una broma a uno de los docentes más admirados por ellos, y con el cual tenían y continuarían una buena relación. Por ello, resolvieron no entrar a clase, la pereza y ese toque de irresponsabilidad que sucede en ciertos momentos de la época universitaria, les llevó a meter un burro que había en los campos de la facultad de veterinaria al aula de clase.

Ubicados en un punto estratégico los estudiantes observaron la escena. El maestro entró al salón y no volvió a salir. Pasaron las tres horas de clase, y como si nada hubiese pasado, salió de allí con una leve sonrisa y su portafolio bajo el brazo.

Los estudiantes extrañados, esperaron algún tipo de llamado de atención por parte de los directivos; sin embargo, en la hora siguiente no se vio ningún movimiento, excepto los mismos estudiantes que se acercaron al salón para sacar al burro que se encontraba aún allí, junto a un letrero sobre el pizarrón que decía:

“Pregúntenle a su compañero por el tema visto en clase. La próxima semana habrá examen sobre ello”.

Anuncios

¿COMUNICAR SIN DECIR UNA PALABRA?

lenguajeverbalvsnoverbala (1)
POR ÁLVARO MEDINA MEJÍA

Lenguaje verbal vs. lenguaje no verbal. ¿Qué porcentaje le darías a cada uno de ellos? Las respuesta de los asistentes a los entrenamientos indicaron cifras casi iguales para los dos tipos de lenguajes, alejándose del porcentaje real planteado por el sicólogo Albert Mehrabian, de 10% para el lenguaje verbal y 90% para el lenguaje no verbal.

Mehrabian especialista en comunicación fue pionero en el análisis del lenguaje no verbal, pues realizó un importante trabajo investigativo con varias personas en 1967, que si bien ha sido debatido por otros especialistas como Morton Wiener, Krauss, Apple, Morency, Wenzel y Winton (1981) desde diferentes aspectos del lenguaje contemplados en la investigación y otros como la emocionalidad, sigue vigente y muy fuerte con su teoría, incluyendo en esta, miradas, postura corporal, gesticulación y entonación, entre otros. La expresión de sorpresa fue general en cada uno de los miembros de las diferentes empresas y asesores de venta de las tiendas de la ciudad.

Se dice que comunica más una persona en silencio que cuando está hablando. Por eso, puedo decir que callar otorga, y que las miradas y gestos hacen de un mensaje con poco sentido el más importante que hayas podido escuchar.

Conocí en la época de colegio a un par de compañeros que sus notas solo reflejaban los resultados exitosos cuando hacían presentaciones en público. Sus exposiciones y las participaciones en las actividades como centros literarios y demás, lograron tal atención que tuvieron un cierre marcado por aplausos.

Orozco era el prototipo del cuentero, futuro orador para grupos medianos en recintos cerrados, su éxito y grado de aceptación era general. Ahora bien, solo una observación, un detalle para mejorar, su código de vestuario de camisa por fuera y zapatos sin amarrar que para los compañeros de colegio estaba bien, no sería lo ideal para el escenario actual.

Hoy en día, Orozco es un político como su papá, asertivo como orador y conciliador ante los casos de objeción, aprendió desde la práctica lo que a las personas les sería útil fortalecer desde el ser y el hacer, para identificar las herramientas necesarias que les permitan tener una comunicación efectiva y las habilidades indicadas para llevar un proceso de negociación.

¿EN QUÉ CONSISTE LA NUEVA ALFABETIZACIÓN?

POR ÁLVARO MEDINA MEJÍA
Publicación del 30 de junio de 2017 para la empresa  ENFOQUE AZUL. Editor.(http://enfoqueazul.com/la-educacion-en-un-mundo-analfabeta/)

 

La construcción de ambientes artificiales y la generación de una realidad aumentada son para el especialista en comunicación y educación José Manuel Pérez Tornero, los resultados del trabajo de la inteligencia colectiva, responsable a su vez, de la construcción de contenidos en la web. Por ello, son las organizaciones públicas y privadas especializadas en educación y en el uso de las TIC, las instituciones educativas, los docentes y los padres, los llamados a trabajar por una nueva alfabetización.

“Las personas en el siglo XXI deberían actuar como sujetos autónomos, críticos y cultos en el ciberespacio, y esto no lo están haciendo”. Bauman Zygmunt.

Las nuevas alfabetizaciones ante los cambios culturales de la web 2.0 retoman la teoría del sociólogo polaco Bauman Zygmunt, quien habla de la “modernidad líquida” para referirse a la forma y el efecto que tiene la Internet, cuyo contenido se muestra como un líquido que se adapta a la forma que ésta le presente, descuidando su efecto y haciéndolo inestable. El cibereceptor es entonces, el llamado a ser alfabetizado y formado en ética y responsabilidad social para construir un nuevo mundo digital estructurado desde la inteligencia colectiva.

Ver artículo recomendado: ¿Y qué sucede con los estudiantes del siglo XXI?

La tecnología y sus inventos van más rápido que los procesos de alfabetización que requieren los mismos. Primero vemos las posibles estrategias y beneficios comerciales, y luego nos ocupamos de la responsabilidad social para el uso de los nuevos medios. Ejemplos de ello son los objetivos que persiguen la llamada internet 3.0, el efecto de la televisión digital y la responsabilidad en el uso de las redes sociales, entre otros.

El catedrático español en educación para televisión y multimedia, doctor en comunicación José Manuel Pérez Tornero, en su texto “Habilidades Informativas: Convergencia entre ciencias de la información y comunicación” valida lo expuesto por el sociólogo Zygmunt y habla de la nueva alfabetización que se fundamenta en tres puntos que vinculan la pedagogía, la educación, los medios y la comunicación:

1. Convergencia digital: El reto más importante es la resignificación de los lenguajes empleados para la generación de contenidos, y el fortalecimiento del conocimiento individual y colectivo de los seres humanos frente a la aplicación de la ética y lo moral en el uso de la web.

2. Familias, reguladores, ONG´S y medios: Reconocer que la educación en medios no solo hace un llamado a los maestros y profesores; sino que involucra a las familias, a los medios de comunicación, a las organizaciones públicas y privadas, y a las instituciones educativas de cada región.

3. Nuevas estrategias y recursos: Se requieren nuevas estrategias y acciones, respaldadas en los recursos que vayan más allá de los antiguos modelos teóricos, tenidos en cuenta hasta el momento para el desarrollo de la cultura de masas, para acompañar y fortalecer el nuevo contexto de interactividad, hipermedialidad, hipertextualidad y de comunicación digital, que parta del concepto Contenidos Personalizados para posibilitar la construcción de un conocimiento colectivo integral.

El Portafolio. Un primer gran paso, más allá de la identidad

PORTAFOLIO 1A ENTREGA

Primera entrega

La herramienta para presentación trabajos y construcción de imagen de marca persona para los diseñadores, el portafolio, se ha convertido hoy día en la principal e imprescindible carta de presentación de los profesionales creativos a la hora de marcar la diferencia en un mercado laboral, cada vez más competitivo y de habilidades específicas requeridas y demostrables para trabajar.

La comunicación y el boom de los medios digitales como canales de comunicación, hacen de cada una de las páginas web con direcciones cuyo dominio recae sobre el nombre de los profesionales en diseño, o sobre los apellidos que se asumen por los portales gratuitos web como Wix o Portfoliobox, la estrategia ideal para el posicionamiento y reconocimiento de los perfiles profesionales que se encuentran a través de una primera búsqueda en la web. Se han convertido estos espacios, en el complemento perfecto para consolidar la imagen expuesta a través del Curriculum Vitae al equipo de talento humano o cazatalentos en general.

Si bien, el objetivo de este artículo es referirnos a la construcción de un portafolio, es importante tener en cuenta que antes de diseñar el mismo, se hace necesario pensar en una estrategia de comunicación para posicionar la identidad e imagen del diseñador, por ello, no descuides las redes sociales, cuida tus publicaciones antes y después de diseñar tu portafolio. De esto hablaremos en una próxima publicación.

El concepto de diseño, los parámetros expuestos para el definir contenido del portafolio, las piezas y la información seleccionada, y la clara definición de la estrategia para el posicionamiento de la imagen de la marca persona, se unen a los elementos de comunicación que se requieren para la construcción del portafolio digital y o impreso; pues, la impresión de esta herramienta seguirá siendo una opción vigente para su presentación.

En esta primera entrega hablaremos de comunicación.

El lingüista moscovita Roman Jakobson planteó una serie de factores o funciones importantes para tener en cuenta al escribir obras literarias o construir piezas de comunicación en general. El boom de la literatura latinoamericana en el siglo pasado lo llevó a exponer unos componentes, de los cuales retomaré 5, aplicables en este caso al diseño del portafolio, como herramienta de comunicación diseñada para persuadir y presentar, al igual que los textos literarios a los que él se refirió.

1. Función Conativa o del receptor: Identifica a quien deseas llegar. Quién es tu cliente, cuáles son sus intereses y los tuyos. De qué manera me debo presentar y cuál es el contenido (imágenes y texto) a entregar.

2. Función Emotiva o del emisor: No debo dejar de ser yo. La identidad y la imagen deben ir de la mano. Los objetivos deben ser claros y se deben percibir en el contenido del portafolio.
Y no te olvides de producir emociones. Lo formal es lo indicado; sin embargo, su exceso lo vuelve acartonado y no comunica.

3. Función Fática: Importante resulta que definas palabras claves que ayuden a identificar tus objetivos. Imágenes y palabras que se conserven página a página, que connoten y hablen de lo que te gusta, deseas y quieres proyectar. Estas palabras e imágenes deben destacarse dentro del diseño y generar un punto de atención.

4. Función Metalingüística: Si eres un profesional, que los otros te vean y lean como tal. Emplea un lenguaje adecuado, sin sonar acartonado, y que tu diseño demuestre la calidad en el trabajo que te ha de destacar.

5. Función Estética: De acuerdo a tu intención, así lucirá tu portafolio. Y como eres un diseñador, pues que luzca como tal, con concepto, sentido estético y diseño, hecho por un profesional.

Álvaro Medina Mejía.

Docente de portafolio y especialista en comunicación de marca.

No 6. Siéntase bien consigo mismo

Los seis principios del servicio al cliente
No 6. Siéntase bien consigo mismo
Si bien, todos los saberes son importantes, el “saber ser” es uno de los relevantes dentro de la lista.
El conocimiento no es nada sin la actitud y la práctica. En los talleres de ventas y servicio que realizo con equipos de ventas y estudiantes en general, se busca canalizar adecuadamente la adrenalina y energía.  Es la manera como te sientes, te comportas y luces, como te ven los otros.

¡Vender es comunicar efectivamente, y comunicar efectivamente es sentirse bien consigo mismo!

Cambia la vida, cambian los productos y cambian las tendencias.

¿Y qué es la vida?  Preguntas como esta están sujetas a un contexto social y a la visión particular del individuo. Un tema complejo, como resulta ser este, presenta un tinte existencial inevitable con cada punto de vista que se le mire.
Hablar del ciclo de la vida, es cambiar el chip de lo que anteriormente nos enseñaron como nacer, crecer, reproducirse y morirse, pues acudiendo a la analogía de lo que sucede con la vida misma, es hablar de los productos y en particular de los productos de moda.
Hablamos de un término nacido en plena crisis generada en la gran depresión americana en 1929, cuando el Inversor inmobiliario Bernard London, decidió plantear la estrategia de la llamada “obsolescencia programada”, y así sacar de la crisis a Norteamérica   Este  término llegó a la moda con el nombre de “obsolescencia absoluta” para definir la necesidad que tiene cada producto de esta categoría o colección, de estar sentenciada a desaparecer o volverse obsoleta, debido a que las colecciones deben rotar, de acuerdo a las temporadas y a las fechas especiales, según los calendarios de colección; con el fin, de impedir que declinen o mueran en el mercado.
Otra nueva colección renace, cuando existe una que está llegando a su fin.

El artista de sus sueños. Crítica al mundo del arte

Tras el artista

Y en ese momento despertó pensando en las mil y una formas de plasmar sobre el lienzo lo que había visto y hecho a través de su sueño. Y como era lo acostumbrado, boceteó y escribió la forma en que lo diseñaría para no ir a olvidarlo. Su cerebro derecho solía jugarle malas pasadas a su memoria.

Se paró frente al lienzo y recordó que dividir el plano podría ser el primer boceto para construir la obra que tenía pensada. Partió el lienzo en mitades usando diagonales e indicando futuros puntos focales, y cuando, dio la primera pincelada, determinó qué color, en este caso, su color preferido, marcaría el punto fático para dar el inicio y el recorrido visual a la obra que dictó su inconsciente

Pensó en lo ilógico para llegar a lo lógico de la manifestación inconsciente que lo llevaría a plasmar su obra artística de tinte surreal. Como si una fuerza externa, del alma y guiada por los recuerdos de la vida y de la metafísica que se ancla en la teoría del supraconsciente casi celestial, libre de raciocinios y ataduras, como si fuese sacado de una guía impresa con índice y demás, pintó en tres meses lo que medido en horas es complejo calcular, para luego pensar que talvez el lápiz y el pincel cobraron vida y lo lograron desdoblar.

Creyó tanto en sus años de estudio y práctica, en la creatividad, en el talento y la firme decisión ante el reto del artista y la hoja en blanco, para plasmar lo que su alma e intelecto le presentarían  luego a miles de observadores que posiblemente se irían ante la presencia de un crítico dominado por gustos propios y las tendencias en el mercado del arte, que si bien de técnica, colores e historia, su formación y experiencia le permitirían saber, posiblemente la obra sería de bajo interés para su corriente, pues no le llevaría a figurar en destacados de revistas o ser mencionado por las grandes personalidades del jet set y millonarios en cadena.

Tendrían grandes artistas como Van Gogh mejor calidad de vida. Tendrían todos esos artistas de mochila al hombro y bolsillos vacíos más respaldo para seguir su carrera creativa, llenas de sueños para pintar, solo si, las universidades enseñaran a mercadear el arte y las galerías o personas que saben de ello, valoraran el trabajo y la responsabilidad de trabajar para quienes ven en el arte su sueño.