La última entrevista.

Su experiencia le dictaba que debía esperar para ver sus comportamientos.  Conocía de ellos lo suficiente y mucho más, y sabía que a su corta edad tenían más cartones de los que pudo imaginar...

Su experiencia le dictaba que debía esperar para ver sus comportamientos. Conocía de ellos lo suficiente y mucho más, y sabía que a su corta edad tenían más cartones de los que pudo imaginar…

Historias de entrevistas de última generación

Puso sus prejuicios bajo el reflejo del sol que brillaba más que antes sobre la mesa del café. La mente apuntaba con su mirada fija a que este era el primer paso para decidir, luego de analizar.

De esas situaciones incómodas que no quieres repetir y que te hacen sonreír, mientras veía como uno de ellos sin gesto alguno se animó decir: – ¿hace calor, verdad? Era la pregunta más estúpida acompañada de una respuesta insignificante que le salió a ella, debido a la inercia mental: – Si. Mucho. Y se acomodaron los lentes para el sol de diferente manera, ella de una forma lenta, mientras descargaba su IPhone, y él de un modo rápido, pero torpe, sacando de su bolsillo el Smartphone que no dejaba de pitar. Bajaron sus miradas, tomaron su equipo y respondieron rápidamente con sus dedos los mensajes que timbraban sin cesar.

No superaban los 22, pertenecían a los últimos años de la generación llamada Millenials, la entrada a la generación Z; eso lo sabía y era de vital importancia para él,  el  encargado de hacer el último filtro de selección a los candidatos indicados para la empresa, la persona mejor capacitada y con la experiencia  que le dan los años para tomar la decisión.

Su instinto le dictaba que debía esperar para ver sus comportamientos.  Conocía de ellos lo suficiente y mucho más. Sabía que pese a las presiones externas para aprobar, los muchos cartones a su corta edad y la sangre en sus venas que hacían honor al nombre del lugar, Café Azul,  el momento le daría las razones suficientes para la aprobación, luego de la supuesta entrevista que debía realizar.

No cruzaron palabras, ni siquiera se miraron, tampoco armaron más de 2 oraciones para decirle claramente al mesero que iban a esperar. Él cruzó su brazo izquierdo para agarrar con su mano derecha la Tablet, en la cual no dejaba de jugar, mientras ella cruzó su pierna derecha para luego mirar hacia la cámara del celular que a punto de “Selfies” besaba sin cesar. Y ahí estaban, el par de nuevos jefes que miraban sobre el hombro a cada persona del lugar, los compañeros de trabajo a quien habían llamado la dupla perfecta, elegidos para la empresa más prestigiosa de la ciudad.

Frente a ellos y bajo la mesa del paraguas, detrás de los jardines del lugar, justo a unos metros donde ellos se dedicaban a esperar, llegó un mesero para agregar:  -Que gusto tenerlo por acá señor Williams. ¿Quiere usted que le haga un espacio en la mesa de sus nietos?  Y él respondió, -No. Gracias Jimmy. Voy de afán para una junta en la empresa.  Hizo un par de equis con su pluma, pagó su cuenta y la de los postulados al cargo, tomó su paraguas, la agenda de mano, ajustó su saco y corbata, y salió con su cabeza baja, sin que lo notaran esas dos personas en el lugar.

Álvaro Medina Mejía. Consultor en comunicación y diseño.

Anuncios

Cambia la vida, cambian los productos y cambian las tendencias.

¿Y qué es la vida?  Preguntas como esta están sujetas a un contexto social y a la visión particular del individuo. Un tema complejo, como resulta ser este, presenta un tinte existencial inevitable con cada punto de vista que se le mire.
Hablar del ciclo de la vida, es cambiar el chip de lo que anteriormente nos enseñaron como nacer, crecer, reproducirse y morirse, pues acudiendo a la analogía de lo que sucede con la vida misma, es hablar de los productos y en particular de los productos de moda.
Hablamos de un término nacido en plena crisis generada en la gran depresión americana en 1929, cuando el Inversor inmobiliario Bernard London, decidió plantear la estrategia de la llamada “obsolescencia programada”, y así sacar de la crisis a Norteamérica   Este  término llegó a la moda con el nombre de “obsolescencia absoluta” para definir la necesidad que tiene cada producto de esta categoría o colección, de estar sentenciada a desaparecer o volverse obsoleta, debido a que las colecciones deben rotar, de acuerdo a las temporadas y a las fechas especiales, según los calendarios de colección; con el fin, de impedir que declinen o mueran en el mercado.
Otra nueva colección renace, cuando existe una que está llegando a su fin.

La verdad de la historia sobre Iron Man de Marvel

ac364f25751f61d8d4b566f71a185e80_large

¿Y podría usted hacerme de una vez la operación de Iron man?

Era una propuesta viable después de todo. Entrado en gastos, resultaría ser una idea perfecta para solucionar un problema de arteria bivalva que la asesora de la entidad prestadora de salud debía escuchar. El problema resultó ser la respuesta dada a través de una sonrisa de las que te dicen no.  Un rotundo no.   – Esto no lo cubre la EPS, añadió.

Hablé con mi médico del caso, del 1 en 100 a mi edad,  y sobre los pormenores de la cirugía. Y aunque la válvula y el electrodo conectado a la unidad de energía gamma de Iron Man no son compatibles por su efecto magnético, esta situación me llevó a pensar cómo un tipo en medio del desierto, sin pasar por las manos mágicas de los cuidados hospitalarios, y sin elementos quirúrgicos y asepsia logró sobrevivir al secuestro y persecución de un grupo de terroristas que lo vio volar para escaparse sin darle una aspirina o Warfarina.

Stan Lee no estaba tan loco al crear esta historia tan disparatada; la cantidad de personas operadas de corazón abierto, y con válvula  en su mayoría, resultarían ser los hombres y mujeres de hierro a los que Dios les ha cambiado la vida. Ahora bien, cambian algunas cosas, algunas cosas que no son de tipo médico, son del estilo de vida y manera de pensar. Un hombre de hierro no cree en el “no puedo” de muchos mortales, su corazón posee ahora una coraza que lo protege de la debilidad física de muchos y la desesperanza de otros, para darle cabida a las ganas de ayudar y sentirse libre, a la fuerza de sus latidos para tocar las fibras de los que desearían aprender a  vivir o critican negativamente todo en sus vidas. Hombres de hierro para sentir un corazón tan fuerte y limpio como el alma del equipo de médicos, enfermeras, administrativos y familiares que permitieron levantarse de una cama a los que ganaron unos kilos en su corazón y salieron al mundo para decir gracias a Dios y gracias a la vida por convertirnos en Iron man.

Dedicado al equipo de CardioVid y a las familias de los hombres y mujeres de hierro.

¿Sabes que es el rapport?

Uno de los momentos claves en el proceso de venta, al igual que en los procesos de comunicación interpersonal es el rapport, etapa del proceso en donde el emisor empieza una conversación buscando empatía y estableciendo similitud para lograr un proceso de comunicación eficaz

Las estrategias para un buen rapport o sintonía, se vuelven conscientes en la medida que practiques cuidadosamente diferentes técnicas como la repetición de las últimas frases y el uso del tono que tiene la otra persona, sin imitar o adular

Adicional a lo anterior, la clave para hacer rapport es saber escuchar y ponerse en los zapatos del otro, como lo mencionaba el viejo proverbio cheyene en boca de un anciano a su hijo “Para comprender al otro deberás caminar muchas leguas con sus sandalias”

Pues bien, les comparto esta frase de Jim Rohn sobre el rapport y la comunicación eficaz La comunicación efectiva es 20% lo que sabes y 80% cómo te sientes con respecto a lo que sabesAhora bien, cada quien requiere de un tiempo para ser persuadido y esto se dará en la medida que empiece a escuchar lo que él desee o necesite saber

Échale un vistazo al siguiente video sobre el rapport.

.

Inventan las gafas que detectan la información no verbal

Información tomada de http://www.ecodiario.es

google-glasses-getty

Imagen: Getty

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional de México han desarrollado un bastón virtual y un cinturón vibratorio con los que las personas ciegas podrán conocer la distancia a la que está lo que les rodea, y unas gafas capaces de detectar la información no verbal usada por el interlocutor durante una conversación, según informó la institución en una nota.

El bastón virtual funciona por medio de un teléfono inteligente al que se le acopla un apuntador láser, de forma que gracias a la cámara del dispositivo móvil se puede calcular la distancia entre la persona y el objeto. Esta información es proporcionada al usuario por medio de vibraciones, que aumentan de intensidad al disminuir la distancia al objeto, persona u obstáculo.

El cinturón, por su parte, sería capaz de alertar de todos aquellos obstáculos que estén al nivel de la cabeza. Respecto a las gafas, los investigadores buscan mejorarlas para facilitar al usuario información sobre la expresión facial o los gestos con la cabeza de su interlocutor.

“Este proceso de reproducir los gestos no verbales del interlocutor es conocido como ‘mirroring’ y el objetivo es incrementar el grado de cohesión y participación en la interacción social”, explican desde la institución mexicana. Estos productos han sido desarrollados, según el profesor del IPN Joaquín Salas, de forma inclusiva, durante un proceso en el que jóvenes ciegos explicaron sus necesidades en el día a día.

Sin embargo, algunos de estos objetos no son solo para ciegos. Las gafas, por ejemplo, pueden servir de apoyo también a las personas con autismo o con síndrome de Asperger, que tienen dificultad para entender el lenguaje verbal coloquial.

Por el momento, los investigadores aseguran estar satisfechos con las pruebas realizadas con jóvenes ciegos y están haciendo más cómodos los inventos para que puedan ser comercializados lo antes posible.

 

Artículo tomado de: http://ecodiario.eleconomista.es/ciencia/noticias/6025270/08/14/Inventan-las-gafas-que-detectan-la-informacion-no-verbal-durante-una-conversacion-.html

El valor de la pirámide invertida

Por Álvaro Medina Mejía

Escribir para la web, trae consigo una manera diferente en su narrativa comparada con los lineamientos planteados por los manuales de estilo de la prensa impresa; sin embargo, al igual que los textos para impresos, la estructura de la pirámide invertida sobrevive y se aplica para los dos casos, tanto en el medio escrito impreso como en el digital. Por ello, al comienzo del capítulo 3 del libro “Cómo escribir para la web” se plantea que, de la misma manera como las pirámides de Egipto siguen intactas y erguidas, la pirámide invertida sigue vigente y se aplica como estructura para los textos que van para la web

El autor del libro, Guillermo Franco, periodista con 23 años de experiencia, junto a lingüistas, periodistas y especialistas en el tema de la escritura para prensa escrita y digital, comparten la idea de usar la pirámide invertida como estructura para construir textos digitales y hacen la distinción y previenen sobre el mal uso de ella, llamándola “pirámide pervertida” cuando la estratificación del ambiente web, de los contenidos y la elaboración de los artículos generan distorsión en el mensaje o ineficacia al momento de entregar la información que resulta extensa, desorganizada y pesada

Los contenidos presentados a través de los textos digitales, además de ser sucinta, como lo sugiere Jacob Nielsen desde el año 1997, deben ser fáciles de encontrar a través de los buscadores como Google, siendo este el más conocido e importante. Las palabras claves en los comienzos de los títulos y párrafos internos resultan de vital importancia para ello. Ahora bien, el libro cierra el contenido con una frase relevante que aconseja escribir para la gente y no para los buscadores.

Extraído del capítulo 3 del libro “Escribir para la web” de Guillermo Franco